Elige tu vestido de novia

Elige tu vestido de novia

Uno de las días más especiales para cualquier mujer, es sin duda alguna, el día de su boda. Después de estas dos simples palabras… “sí, quiero”  la vida de ellas, sobre todo, se convierte en una vorágine de preparativos, de ideas, de nervios… todo debe estar perfecto. Para casi todas las novias su mayor preocupación es el vestido de novia, ya que ese día deberán brillar como auténticas estrellas.

Para ello  os proponemos unos consejos y trucos que esperamos os sirvan para que esa búsqueda se convierta en algo placentero y podáis disfrutar de ello.

 

1. CÓMO VA A SER TU BODA

Debes tener claro qué tipo de boda quieres celebrar, así como el lugar y la época del año en la que decidas casarte, ya que de eso dependerá la elección de tu vestido. Si bien, cada  vez más las diseñadores nos muestran  vestidos  más atemporales, pudiéndose usar  en cualquier estación del año. Los tejidos sí que deberían ser una variable a tener en cuenta a la hora de elegir qué vestido escoger, ya que un vestido de gasa ligero, es más propicio para épocas más cálidas, estivales; sin embargo, los vestidos más pesados y con más cuerpo suelen ser más adecuados para climas más otoñales o fríos.

 

2. ASESÓRATE DE LAS TENDENCIAS.

Visita nuestra web www.tubodayeventos.com , lee nuestra revista Tu Boda y Eventos para el Bierzo, Laciana y Valdeorras, allí podrás informarte  de las tendencias nupciales y  ver diseños de la próxima temporada . Asesórate, empápate y tómate tu tiempo para elegir cuál es el estilo con el que más te identificas.

 

 

3. QUÉ ES LO QUE MEJOR TE SIENTA

Si ya más o menos tienes claro cuál será tu estilo, otra cosa importantísima  que deberás tener en cuenta a la hora de elegir tu vestido, es saber qué es lo que mejor le sienta a tu cuerpo; ya que no siempre lo que nos gusta es lo más adecuado. Para ello deberás dejarte aconsejar por los  profesionales, los cuales, además de ser imparciales  te darán unas cuantas directrices para ayudarte a escoger  el vestido que más  realce tu figura y  tus encantos.

 

4. ELECCIÓN DE LOS ACOMPAÑANTES

Aunque este punto parece irrelevante, no lo es. Deberás  escoger muy bien quién o quiénes serán tus  acompañantes , sobre todo para la primera elección del vestido. No te dejes llevar por la emoción del momento y hagas de ese día una feria. Elige aquellas personas a las cuales  valores por su criterio y con las que te sientas más comoda. Ya habrá otros días en los que te puedan acompañar los posibles compromisos que puedas tener.

 

5. NO TE SALGAS DEL PRESUPUESTO

Cuando vayas a mirar tu vestido de bodas, no dejes nunca de lado TU PRESUPUESTO. Tenlo siempre presente. Antes de probarte cualquier vestido déjale claro al profesional que te atiende, cuál es el máximo que te quieres gastar. Así  no habrá desilusiones ni decepciones de última hora. No te desesperes, seguramente encontrarás lo que buscas sin salirte del presupuesto.

 

6. QUÉ ROPA LLEVAR PARA PROBARTE EL VESTIDO

Está claro, debes llevar siempre ropa cómoda y fácil de quitar, aunque no por ello sin estilo ni glamour. Pero sobre todo, ropa interior discreta, sujetador  color nude sin tirantes y a ser posible que sujete bastante. Si bien, no es necesario que lleves zapatos de tacón, dado que en las tiendas te los prestarán encantados, sería conveniente que llevaras unos zapatos propios, ya que con toda seguridad te encontrarás mejor y más cómoda con los tuyos.

 

 

7. IMPORTANCIA DE LOS COMPLEMENTOS

No dejes de lado la elección de los complementos, ya que serán ellos los que te den ese toque de distinción y exclusividad. Si tienes algún complemento que quieras utilizar, tanto si es de origen familiar o prestado de alguna amiga, por ejemplo; un velo, unos pendientes, una tiara … llévatelos ese día para que los puedas ver en conjunto con  el vestido, eso te ayudará a hacerte una idea más global de lo que quieres.

8. FOTOGRAFÍATE CON EL VESTIDO

Aunque no en todos los sitios te dejan fotografiarte con los vestidos que te pruebas. Capturar con imágenes los modelos, es la mejor manera, sobre todo si no lo tienes muy claro, para decidir cuál será tu vestido. Así podrás enseñarlos y pedir opinión a más gente, pero sobre todo, podrás hacerte una idea más clara de cuál es el que mejor te sienta, ya desde  la tranquilidad de tu hogar.

 

9. CON CUÁNTA ANTELACIÓN HAY QUE COMPRARLO

Es una decisión importante, por lo que merece una planificación y un  tiempo suficiente prolongado, como para poder elegir con paciencia y sin prisas. Es importante no tomar decisiones precipitadas, por ello planifícate con tiempo y aunque tengas pensado ponerte “ a plan” antes de la boda, que no te importe, porque el vestido se va ajustando en cada una de las pruebas que vayas teniendo hasta la llegada de tu gran día.

 

10. DIVIÉRTETE

Disfruta cada uno de los pasos que des en la preparación de ese día. Vive con intensidad cada uno de los momentos porque sin duda  serán únicos e irrepetibles. Si planificas tu celebración con tiempo no te sentirás frustrada ni agobiada y disfrutarás  cada instante hasta que llegue ese ansiado día, tu día.

TuBodayEventos