Antes de Casarse... Conviene conocerse

Antes de Casarse... Conviene conocerse

NO TE CASES ANTES DE CONOCER A TU PAREJA

En los últimos tiempos, estamos viviendo momentos de incertidumbre en los matrimonios. Aunque las parejas lleven meses o años incluso de convivencia, ni siquiera eso es garantía para que cuando den el paso funcione su relación matrimonial. Esos matrimonios de antaño, que se aguantaban mutuamente pese a los problemas y las desavenencias, no es lo que sucede en la actualidad. La independencia económica de ambos cónyuges e incluso la falta de diálogo pueden provocar el desconocimiento de ambos y, por consecuencia, la falta de entendimiento dentro de la pareja.  

 

En esa falta de diálogo respecto a los planes de pareja y en el desconocimiento de tu compañero o compañera es donde basa el New York Times su tesis según la cual “Do no get married unless you ask your parner these 15 questiones. Or else you’ll wish you had” (Traducción: No te cases a menos que le hayas preguntado a tu pareja estas 15 preguntas. O desearías haberlo hecho”) 

Lo cierto es que siempre existen cuestiones básicas y decisivas que toda pareja debería tratar y que, por tiempo, por falta de ganas o por dejadez, no nos planteamos y, desde luego, deberíamos plantearnos antes de tomar una decisión tan importante como la de contraer matrimonio.

Las preguntas que debéis haceros son las siguientes:

1.- ¿Hemos conversado sobre si queremos tener hijos? Y en caso de que la respuesta sea afirmativa, ¿quién se encargará de ser el que los cuide durante los primeros meses o años de vida?

2.- ¿Tenemos una idea clara acerca de las obligaciones y objetivos económicos de cada uno? ¿Y tenemos acaso una política común sobre el ahorro y el gasto?

3.- ¿Hemos conversado sobre cómo llevar a cabo las tareas domésticas? ¿Hemos llegado a algún acuerdo sobre quién debe hacerlo?

4.- ¿Hemos sido sinceros el uno con el otro acerca de nuestro historial médico, tanto físico como mental?

5.- ¿Es mi pareja tan cariñosa como me gustaría?

6.- ¿Podemos discutir abiertamente y de modo cordial sobre preferencias sexuales, necesidades y miedos?

7.- ¿Pondremos una televisión en el dormitorio?

8.- ¿Nos escuchamos realmente el uno al otro, y tenemos en consideración las ideas y quejas de nuestra pareja?